Seleccionar página

El aceite de cocina es considerado un residuo peligroso, debido a que contiene impurezas contaminantes que afectan la salud humana y el medio ambiente. Al ser vertido en el suelo altera el ecosistema produciendo erosión, pérdidas de fertilidad en la superficie y destrucción de hábitat de animales.

Lo más importante es nunca arrojarlo por el drenaje, lavaplatos, inodoros, lavamanos, alcantarillas o calles.

Con el fin de facilitar la adecuada disposición de este residuo, a partir de hoy la Espa recogerá este material en el municipio en las rutas correspondientes a inorgánicos, es decir, al lado de la puerta de la vivienda cada usuario deberá ubicar los residuos inservibles (lo que llamamos basura) y la botella con el aceite usado bien sellado con la tapa.

Estos son los pasos para la disposición:

1. Deje que el aceite se enfríe completamente.
2. Enváselo en una botella de plástico y tápela.
3. Cuando tenga la botella llena, sáquela los días de recolección de residuos inorgánicos (de acuerdo a los horarios de su sector).

Un (1) litro de este material, puede llegar a contaminar 1.000 litros de agua. Reciclarlo ayuda al planeta.

 Trabajamos por un Gobierno Social que busca el bienestar con el ambiente.

 Mayores informes 

Coordinación de Comunicaciones 548 7116 Ext 115

Ir al contenido