Seleccionar página

Portal para niños

  • 9Bienvenidos al portal especial para niños donde aprenderás acerca de nuestro planeta, el medio ambiente, uso del agua y manejo de los residuos sólidos.
  • 9Nuestro planeta es la casa de todos, donde encontramos lo necesario para la preservación de la vida. Se halla en un estado crítico debido a la falta de conciencia de los seres humanos. En la ESPA nos hemos dado a la tarea de incorporar la problemática ambiental al qué hacer institucional a partir de su dinámica natural, cultural, económica, dentro del contexto propio, lo que posibilita la transversalización de esta tras su vinculación a los diversos estados sociales. La cultura ambiental es permanente y desde tú hogar puedes ayudarnos a comprometer a los miembros de tu familia asumiendo buenas prácticas. ¡Te invitamos a aprender! Escríbenos tus inquietudes y experiencias. Porque todos hacemos parte del planeta tierra y es importante ayudar a conservarlo.
L

Reciclaje

L

Cuidado del Planeta

L

Residuos Sólidos

L

Cuidado del Agua

Cuidado del Agua

  • ¡Cierra el grifo mientras enjabonas los platos! No dejes agua corriendo que no estés utilizando.
  • IRevisa las cañerías de tu hogar y asegúrate de que no haya pérdidas de agua.
  • Cuida el agua en la regadera. No demores más de lo necesario; procura cerrar la llave mientras te enjabonas.
  • I¡Repara todas las fugas que puedas tener! Revisa la cañería para asegurarte de que no haya pérdidas de agua. ¿Sabías que una gotera pequeña puede desperdiciar hasta 5 mil litros en un solo día?
  • Cierra el grifo mientras te cepillas los dientes. Si puedes utilizar un vaso para tu limpieza dental, es mejor. Una llave abierta consume hasta 12 litros de agua por minuto.
  • IUtiliza la lavadora y el lavavajillas de forma más inteligente: llénalas a su máxima capacidad cada vez que las utilices y renueva los modelos viejos por nuevos de bajo consumo.
  • Lava tu auto usando una cubeta, ya que gastas mucho menos agua que cuando lo haces con la manguera.
  • IUtiliza un plato hondo para lavar frutas y verduras; puedes reutilizar esa agua para regar las plantas.
  • Riega las plantas temprano en la mañana o al anochecer, así el agua se evapora menos; si tienes macetas, coloca un plato por debajo para mantenerlas hidratadas.
  • IAsegúrate de tener un inodoro ahorrador o ecológico de doble descarga, estos consumen sólo 6 litros contra 40 que usan los tradicionales. Revisa muy bien que no tenga fugas, ya que existen numerosos estudios que afirman que el WC es la primera fuente de consumo de agua en el hogar. Puedes cerrar la llave de paso de tu WC y dejarlo así por una o dos horas, de manera que verifiques si hay fugas que no sean evidentes

Manejo de Residuos Sólidos

La Empresa de Servicios Públicos busca brindar elementos relevantes que permitan formar niños y niñas con gran sentido de la responsabilidad y conciencia ecológica, lo cual les facilite hacer uso racional de los recursos naturales, evitando la contaminación a través del adecuado manejo de los residuos sólidos, actuando como salvadores del planeta por medio de las buenas prácticas ecológicas.

Los residuos sólidos constituyen aquellos materiales desechados tras su vida útil y que por lo general por sí solos carecen de valor económico.

Se componen principalmente de desechos procedentes de materiales utilizados en la fabricación, transformación o utilización de bienes de consumo. Todos estos residuos sólidos, en su mayoría, son susceptibles de reaprovercharse o transformarse con un correcto reciclado. Los principales “productores” de residuos sólidos son los ciudadanos de las grandes ciudades, con un porcentaje muy elevado, en especial por la poca conciencia del reciclaje que existe en la actualidad.

Todo desecho de origen biológico (desecho orgánico), que alguna vez estuvo vivo o fue parte de un ser vivo, por ejemplo: hojas, ramas, cáscaras y residuos de la fabricación de alimentos en el hogar, etc.

Todo desecho sin origen biológico, de índole industrial o de algún otro proceso artificial, por ejemplo: plásticos, telas sintéticas, etc.

Se refiere a todo desecho, ya sea de origen biológico o no, que constituye un peligro potencial (código CRETIB) Los residuos CRETIB son desechos peligrosos.

La denominación adjetiva CRETIB es la sigla del código de clasificación que corresponde a las características de corrosivo, reactivo, explosivo, tóxico, inflamable y biológico-infeccioso. Y que por lo cual debe ser tratado de forma especial, por ejemplo, material médico infeccioso, residuo radiactivo, ácidos y sustancias químicas corrosivas, etc.

Aquel residuo no peligroso que no experimenta transformaciones físicas, químicas o biológicas significativas, no es soluble ni combustible, ni reacciona física ni químicamente ni de ninguna otra manera, no es biodegradable, no afecta negativamente a otras materias con las cuales entra en contacto de forma que pueda dar lugar a contaminación del medio ambiente o perjudicar a la salud humana.

La lixiviabilidad (Tratar una sustancia compleja, como un mineral, con un disolvente adecuado para separar sus partes solubles de las insolubles) total, el contenido de contaminantes del residuo y la ecotoxicidad (Un ecotóxico es un producto químico peligroso con capacidad para ser absorbido por cualquiera de los elementos de un ecosistema y para, por pequeña que sea la cantidad presente, alterar los equilibrios biológicos del mismo.

Muchos de ellos tienden a persistir en el ambiente) del lixiviado deberán ser insignificantes, y en particular no deberán suponer un riesgo para la calidad de las aguas superficiales o subterráneas.

En el sentido más amplio del término, se refiere a todos los desechos de residuos mezclados que es el resultado de una combinación de materiales orgánicos e inorgánicos. En la mayoría de los países se producen residuos mezclados, a partir de restos de comida, envases y cajas diversas.

Un problema es el de los residuos compuestos de materiales orgánicos que no pueden descomponerse por completo, y material inorgánico relacionado con el nitrógeno y por tanto que también forma gases tóxicos.

Por ello es importante deshacerse de los residuos generados en el día a día. Debido a los peligros de los residuos mezclados, algunas personas separan los residuos orgánicos de los inorgánicos, y los orgánicos los usan para crear compost.

Reciclaje

El reciclaje es un proceso cuyo objetivo es convertir desechos en nuevos productos o en materia para su posterior utilización.

Gracias al reciclaje se previene el desuso de materiales potencialmente útiles, se reduce el consumo de nueva materia prima, además de reducir el uso de energía, la contaminación del aire (a través de la incineración) y del agua (a través de los vertederos), así como también disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero en comparación con la producción de plásticos.

Recicla

El conjunto de operaciones de recogida y tratamiento de residuos que permiten reintroducirlos en un ciclo de vida. Se utiliza la separación de residuos en origen para facilitar los canales adecuados.

Reduce

Acciones para reducir la producción de objetos susceptibles de convertirse en residuos, con medidas de compra racional, uso adecuado de los productos, compra de productos sostenibles.

.

Reutiliza

Acciones que permiten el volver a usar un determinado producto para darle una segunda vida, con el mismo uso u otro diferente. Medidas encaminadas a la reparación de productos y alargar su vida útil.

8 formas de cuidar el planeta

1. Qué es cuidar de la tierra

Para cuidar de la Tierra, podemos jugar al juego de las tres R: Reducir: compramos a veces cosas que no necesitamos, envueltas en papel, cartón y plástico… Si aprendemos a consumir menos, produciremos menos desechos y ayudaremos a la Tierra a que digiera mejor. Reutilizar: no todos los objetos que utilizamos son de “usar y tirar”. Muchos de ellos pueden ser utilizados varias veces: las bolsas de la compra; las hojas de papel impresas, por la otra cara; las cajitas de plástico de las verduras para hacer manualidades, etc. Reciclar: casi todo lo que consideramos basura se puede reciclar: el papel, el cartón, el vidrio… pero también el plástico, el tejido o las latas de refrescos. Y cada uno de nosotros podemos ayudar.

A partir de ahora separaremos la basura en cubos distintos, para que cada objeto vaya a su contenedor. Mira en tu barrio, seguro que cerca de tu casa hay contenedores de colores que están esperando a que les lleves el vidrio, el papel o el plástico.

2. ¿Hay cosas que podemos reutilizar?

¡Claro! Podemos reutilizar los libros de un curso para otro, la ropa, los cuentos… ¿Cómo lo hacemos? Es fácil y divertido. Por ejemplo: Cuidar los libros de texto.

 

El año que viene podrán utilizarlos otros niños y otras niñas. Crear una biblioteca en la clase con los libros de cuentos que nos sobran en casa. Así podremos leer muchísimo y compartir con nuestras amigas y amigos. Cuidar la ropa. Cuando no nos sirva, la podremos llevar a una tienda de segunda mano. Cuidar los juguetes. Cuando nos cansamos de un juguete, ¿por qué tirarlo? ¿Y si lo cambiamos por otros con nuestros amigos y amigas? ¿Y si se lo regalamos a una ONG?

3. ¿Cómo podemos ayudar a los bosques?

Aunque no vivas cerca del bosque, él está cerca de ti… Los bosques son mis preferidos. Nos regalan gran parte del oxígeno que respiramos y ayudan a regular la temperatura y la humedad del aire. Los bosques son la casa de cientos de animales y plantas… Pero, además, los árboles nos proporcionan madera para construir muebles y hacer papel en el que escribimos nuestros momentos bonitos; con sus hojas y su savia, hacemos medicamentos…

Todos los días se cortan miles de árboles para transformarlos en muebles y en papel. Si utilizas menos papel, evitaremos que desaparezcan los bosques. Nuestros libros, cuadernos y periódicos se pueden reciclar. Y, además, si empleamos bien el papel, muchos bosques continuarán creciendo y protegiendo a los animales que viven en ellos.

4. ¿Qué podemos hacer para gastar menos agua?

Los mares y los ríos tienen tanta agua que parece que no se acabará nunca.

 Pero no es así. Si deja de llover, el agua se puede acabar. Nosotros y nosotras también podemos hacer cosas para gastar menos agua. Os voy a contar algunos trucos que me han explicado mis amigas las nubes:

 El agua que utilizamos es agua dulce, como la de los ríos. Debemos consumirla con respeto, para que no se acabe. Para regar las plantas del colegio o de casa, en primavera, que es cuando más llueve, sacaremos un cubo al patio para que se llene de agua de lluvia.

Nuestras plantas nos lo agradecerán porque a ellas les gusta más el agua de lluvia que la que sale del grifo.

5. ¿Cómo podemos cuidar los mares y los ríos?

No hay seres vivos sin agua. Los peces y las plantas la necesitan. A veces oímos que los barcos limpian sus bodegas en alta mar que contaminan las aguas cuando se hunden con su cargamento de productos químicos o las empresas echan al río sus aguas sucias. Los peces y las plantas se envenenan y mueren…

Desde casa, también podemos ayudar a mantener el agua limpia:

– Cuando fregamos los platos y lavamos la ropa, el agua sucia va a parar a los ríos y al mar.

– Friega los platos con poco detergente.

El detergente es un producto químico que mata los microbios, pero también las bacterias buenas que viven en el mar.

Además, recuerda a tu madre o a tu padre, cuando hagan la compra, que compren productos ecológicos que respeten el Medio Ambiente. Sirven igual y no dañan la naturaleza.

6. ¿Y qué pasa con la energía?

Me canso de producir electricidad, carbón o petróleo para la luz o la calefacción. Y no me gusta mucho la energía nuclear… Si tuviéramos un poquito de cuidado, no gastaríamos tanto.

Unas ideas:

 – Siempre que salgamos de una habitación, acordémonos de apagar la luz.

 – Cuando haga frío, cerremos bien las ventanas de casa y pongámonos un jersey de lana. Sentiremos su calor y podremos bajar un poco la calefacción.

– Apaguemos los radiadores cuando salgamos de una habitación para no volver a ella en muchas horas.

 – Usemos pilas recargables o reciclemos las pilas. Contaminan mucho y me hacen mucho daño En muchos sitios encontraremos contenedores para pilas gastadas. ¡Recuérdalo!.

7. ¿Y el plástico?

¡Ufffffffffffffffffff! ¡Me sienta fatal! El plástico tarda muchísimos años en desaparecer, igual que el papel de aluminio, ¡no me gustan nada de nada!.

 Así es que aquí van unos consejos:

 – Cuando vayamos a hacer los recados, llevemos una cesta o un bolso de tela y no aceptemos que nos den bolsas de plástico.

 – Llevemos el desayuno envuelto en papel o metido en una tartera, así no utilizaremos ni plástico ni aluminio.

  – Tiremos los envoltorios de plástico a los contenedores amarillos para que los puedan reciclar.

8. ¿Cómo podemos ayudar a los animales?

Los animales aparecieron sobre la Tierra hace mil quinientos millones de años. Desde entonces, numerosas especies han desaparecido. Algunos animales se han ido adaptando para sobrevivir, pero otros se han extinguido.

Actualmente, en todo el planeta, muchas personas luchan por salvar a las especies amenazadas. Vigilan las poblaciones de animales y los protegen.

No se puede cazar ni tigres, ni gorilas, ni elefantes, ni osos, ni otros muchos animales. Son especies protegidas.

    ¡El mundo es tu casa!

    Cuidar de las plantas, del agua, de los animales y del aire es importante ¡Tu ayuda es necesaria! ¡No lo olvides! Los bosques son los pulmones de la Tierra y los árboles tardan muchos años en crecer y desarrollarse. Si cuidamos de los bosques, cuidaremos del aire que respiramos y estaremos todas y todos más sanos. ¡No lo olvides! El agua de lluvia es un bien escaso: en muchas regiones del mundo, no hay agua suficiente y las personas cuidan mucho de sus pozos, sin derramar una sola gota de agua. Si cerramos siempre el grifo, evitaremos que el agua se pierda y lucharemos contra la sequía. ¡No lo olvides!

    Para ir de compras o movernos por la ciudad, no necesitamos el coche: recordemos a las personas adultas que contamina mucho. Si vamos andando o en transporte público, ayudaremos a que el aire que respiramos huela mejor y no nos pongamos enfermos. ¡No lo olvides! Tienes mucho que decir y mucho que hacer por este viejo planeta. Sentir que todo lo que les ocurre a los niños y a las niñas te ocurre un poco a ti, creer que todo puede cambiar para mejor, todo esto, es ser solidario, es ser solidaria. ¡No lo olvides!.