Seleccionar página

En todo el territorio nacional los colombianos están obligados a usar, desde el pasado primero de enero, bolsas de tres colores distintos para la correcta disposición de sus basuras, según lo ordenado por el Gobierno Nacional mediante la Resolución 2184 del 2019 del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible

La medida, que define el código de colores (blanco, negro y verde) para la separación de residuos en la fuente, se adopta con el fin de fomentar la cultura ciudadana en materia de separación de residuos a lo largo y ancho del país.

Así, los residuos deberán ser separados de la siguiente manera:

  • Bolsas blancas: para residuos aprovechables como plástico, vidrio, metales, papel y cartón.
  • Bolsas negras: para residuos no aprovechables como papel higiénico, servilletas, papeles y cartones contaminados con comida; papeles metalizados, entre otros.
  • Bolsas verdes: para residuos orgánicos aprovechables como los restos de comida, desechos agrícolas etc.

El código aplica a todas las empresas, instituciones y tipo de usuarios del servicio público de aseo. El municipio en el marco de sus competencias, deberá establecer sanciones a los usuarios que no cumplan con el código de colores.

Quien incumpla con el reciclaje podrá ser castigado con una multa de 16 salarios mínimos legales vigentes.

De esta manera, el país comienza una nueva etapa de concientización alrededor de las lógicas del reciclaje y la protección del medio ambiente, lógicas en las que estarán involucrados todos los sectores de la sociedad (entidades gubernamentales, centros comerciales, grandes cadenas de mercado, tiendas y las mismas familias).